Cómo Leer Más Libros en la Era Digital

A lo largo de los años los libros han tenido un impacto realmente importante en el desarrollo de las personas, aunque también se han ido retirando en favor de las nuevas tecnologías. Esto no es un post en contra de las pantallas y de la tecnología, más bien os hablaré de cómo retomar la lectura ahora que los móviles, redes sociales y aplicaciones han entrado en escena.

Nunca he sido un gran lector, durante mucho tiempo he estado años enteros sin tocar un libro. Como mucho un libro al año cuando encontraba algo que me gustaba y me entretenía. Ahora entiendo los libros de dos formas:

  • Un medio para conocer más en profundidad lo que la gente ha aprendido de su vida y experiencias.
  • Un portal a un gigantesco mundo de imaginación y creatividad en forma de ficción, novelas o relatos increíbles.

No me limito a leer sólo ficción o no ficción, de hecho suelo alternar ambos géneros para no acabar harto de uno o de otro. Pero para llegar a este punto en el que “alternas” entre libros, debes primero haber encontrado una pasión o, al menos, cierto gusto por la lectura. Lo entiendo, yo he tardado mucho tiempo en encontrarlo y no ha sido fácil. Hoy te traigo varios consejos que he ido poniendo en práctica no sólo para leer más, sino para encontrar libros que me gusten.

Antes de empezar

Antes de nada te insto a que indagues en ti mismo y te preguntes las razones por las cuáles quieres empezar a leer más. Una vez las tengas claras ya puedes continuar.

Más que nada porque puede que realmente no quieras leer, no te sientas obligado porque veas a todos esos gurús y CEOs fardando de haber leído mil libros a la velocidad de la luz. Tienes que sentir que leer te va a aportar algo o vas a obtener valor de una forma u otra con el contenido que vas a consumir.

Cómo encontrar libros que te gusten (prueba y error)

El mejor consejo que puedo darte es que te guíes por tus gustos y la portada. Te pondré un ejemplo muy fácil de entender. Te gustan los libros sobre ciencia ficción y ves en la biblioteca un ejemplar de El marciano de Andy Weir, tras leer la sinopsis crees que puede gustarte y te lo llevas a casa. Empiezas la lectura y no está mal, el contenido es interesante y te gusta la temática pero notas que hay demasiada profundidad en ciertos conceptos y cada lectura se hace eterna y aburrida. Déjalo.

Si no te gusta lo que lees, pasa al siguiente

Cómo leer más. Aula 101.

No hay nada peor que leer por obligación, si un libro no te convence no lo leas. La lectura es un proceso a disfrutar, no una pantalla de un videojuego, puedes saltártelo y encontrar algo que se ajuste mejor a tus gustos. Intenta encontrar algo que se adapte a tu ritmo de lectura y a la cantidad de tiempo y mente que quieras dedicarle. No pasa nada por empezar un libro y dejarlo a las 20 o 50 páginas, es mejor que dediques ese tiempo en encontrar otro más interesante y que te enganche.

Ni te imaginas la de libros que he tenido que acabar y no me gustaron una pizca, creía que estaba en una competición o algo por el estilo. Aquí no es mejor ni más listo el que más lee, lo que cuenta es pasarlo bien y disfrutar.

Las recomendaciones de clásicos (y de tus colegas)

Probablemente conozcas la obra Don Quijote, bien pues ni lo he leído ni tengo intención de hacerlo. No me va mucho el castellano antiguo y creo recordar los puntos importantes de la historia de cuando aprendimos la obra en primaria, suficiente. Sin duda es un clásico mundialmente conocido, con multitud de adaptaciones, ediciones y traducciones. ¿Esto lo hace una lectura obligada? Por supuesto que no.

Este era yo leyendo libros anteriormente.

No trates (ni dejes que nadie lo haga) de convencerte sobre algo que no te apetece hacer, esto también se aplica con los libros. Ni los clásicos son obligatorios ni las recomendaciones de tus colegas serán siempre las mejores. Es mucho mejor que intentes encontrar lo que te gusta por tu cuenta, y si de casualidad coincide con la literatura clásica pues genial, sino pues también.

Goodreads

Tus amigos puede ser de gran utilidad para encontrar obras que te acaben atrapando. Para esto precisamente te voy a recomendar una aplicación tremendamente útil y que probablemente no conozcas.

Goodreads actúa como biblioteca digital de todos los libros que vayas leyendo, ahí puedes crear tus propias listas de libros y ver lo que hacen tus colegas. Cómo llevan el libro de Carlos Arguiñano o si han añadido alguno nuevo a la lista de “Quiero leer”. Goodreads cuenta también con aplicación para Android y iOS, por lo que no tienes excusa para empezar a utilizarla.

Además Goodreads recomienda por géneros e incluso tiene un apartado donde puedes crear un desafío de libros anuales, y también puedes encontrar una sección con las obras premiadas por la comunidad. Para seros sinceros voy bastante mal con mi desafío, llevo 13 de los 20 que tenía pensados, aunque podría ser peor.

Cómo leer más (la parte práctica)

Reconozco que esta es la parte más difícil de la ecuación, incluso encontrar un libro que te guste es más fácil que hacer de la lectura algo diario. No obstante si sigues estas pautas puede ser más fácil de lo que piensas.

1. Ubica el espacio y el tiempo

Será mucho más fácil leer todos los días si encuentras una franja de tiempo disponible en tu horario. Trata de encontrar ese hueco en el que siempre tienes tiempo libre, donde te encuentras mirando vídeos en YouTube tirado en el sofá o haciendo scroll en Instagram. Es en esos momentos donde deberías ubicar la lectura, ya sea durante el día o antes de ir a dormir.

Encuentra espacios de tiempo muerto durante el día y ubica ahí tus sesiones de lectura.

En mi caso intento dedicarle algunos minutos por la mañana y media hora antes de ir a dormir. Me explicaré más detalladamente en un próximo artículo sobre mi rutina diaria, pero hasta entonces quédate con esto. No hace falta dedicarle más de media hora, incluso puede ser menos. Vamos con las matemáticas. Si eres capaz de leer 40 páginas en media hora (a un ritmo de 1.3 páginas cada minuto), a lo largo de la semana habrás leído 280 páginas.

Dependiendo del tipo de libro, tu ritmo de lectura y lo denso que sea estas cifras pueden variar. Para no pillarnos los dedos podemos decir que puedes leer una media de 45-50 libros al año atendiendo a esa media hora, dado que encontrarás libros de 4 días, una semana o dos semanas. Pasar de 3 o 4 libros al año a 45-50 libros no suena nada mal, ¿no?

2. Adherencia /ədˈhɪərəns/

Sólo necesitas media hora al día como máximo (más si te encuentras motivado), pero te recomiendo que te limites a esos 30 minutos. De esta forma mantienes la motivación para el día siguiente y si aún no tienes un hábito formado esto puede ayudar.

ADHERENCIA > RITMO

Es mucho mejor que leas 10 minutos al día (3650 minutos de lectura en un año) que 1 hora cada 3 semanas (1040 minutos de lectura). El hábito se irá formando si eres consistente, no obstante se desvanecerá si empiezas con mucha emoción y a las dos semanas de empezar lo das por perdido. ESTO es lo que me faltaba personalmente, la fuerza de voluntad para ponerme a leer durante unos minutos todos los días.

3. Sin distracciones

Ni falta hace decir que no puedes leer un libro mientras echas un ojo a tus historias en Instagram. Es muy importante que tu tiempo de lectura sea algo así como un momento sagrado, que no debería ser perturbado por nada. Con el tiempo verás que respetar estos minutos de lectura es algo crucial por varios motivos:

  • Entender mejor el contenido y no perder el hilo de lo que cuenta el libro.
  • Mejora tu capacidad de concentración, algo que puede tener un efecto rebote en otras tareas como estudiar o algún trabajo manual.
  • Cada vez será más fácil coger el libro antes que tu móvil.
  • Incrementa tu sensación de responsabilidad, algo que tu círculo cercano podrá notar inmediatamente.

4. Sírvete de tu familia y amigos

Y hablando de tu círculo cercano este puede ser de gran ayuda. Manifestar tus ganas y motivación para empezar a leer puede ser muy útil para crear esa adherencia que necesitas. Cuéntalo a tus amigos o familia para que tengas esa sensación de responsabilidad de la que hablábamos antes. No quieres hablar con ellos tras un par de mese y tener que decirles que lo dejaste a las dos semanas de empezar.

Es como tenderse una trampa a uno mismo pero muchas veces es lo que el ser humano necesita para mantenerse firme en una tarea concreta o un nuevo objetivo. De esta forma estarás atado mentalmente a leer y, sólo por el qué dirán, la mayor parte de las veces esto te será útil.

5. Lee lo que te guste

Si, ya te he comentado anteriormente que es mejor leer lo que te gusta pero esto también puede ayudarte a mantener el hábito. Aquí es muy importante dado que una mala experiencia con uno o dos libros puede romper el hábito. Encuentra alguno que te guste y agarra la cuerda desde ahí. Da igual si el libro es sobre cómo adiestrar a tu perro o sobre filosofía oriental, debe gustarte para que, al menos, mantengas el hábito.

No hace falta que cada libro que leas sea complejo o tenga una profundidad endiablada. Tiene que gustarte y deberías disfrutar leyéndolo, que para eso está la lectura.

6. Relee libros antiguos

Muchas veces he leído libros yendo muy rápido o sin disfrutar de la obra. Volviendo a estos títulos puedes disfrutarlos más sabiendo que ahora puedes enfocarte mejor en la lectura y te traerán recuerdos de cuando los leíste por primera vez.

Además si quieres ahorrar algo de dinero es muy recomendable puesto que tendrás multitud de libros que compraste años atrás cogiendo polvo en la estantería. Personalmente es algo que haré con la saga de Los Juegos del Hambre de Suzan Collins, una lectura fácil pero con la que fui demasiado rápido en su momento.

Dónde comprar libros baratos

La respuesta más sencilla es Wallapop, donde probablemente esté cualquier libro que busques. Hace tiempo que busqué una obra bastante antigua y alguien de mi zona tenía un ejemplar a 3€. Ahora, si quieres el libro completamente nuevo te recomiendo Amazon o la Casa del Libro, donde podrás encontrar además distintas versiones e idiomas disponibles.

Entiendo que ir leyendo libros nuevos cada semana puede acabar siendo algo caro, por eso no dudes en preguntar a tu familia o amigos si pueden prestarte algún libro o si quieren intercambiar alguno que ya tengas. Es una buena forma de ahorrar y descubrir nuevas obras.

PDF, epub y los eBooks

Llegamos a la parte más contradictoria del artículo, la lectura digital. En lo personal no lo recomiendo dado que acabarás por cerrar la app y volver a Twitter o YouTube. Lo que si puedo recomendarte es un Kindle, créeme que puede parecer algo caro pero es una inversión que merece la pena. Hay tantos títulos gratuitos en las librerías de Amazon y en internet que es imposible obviar una opción tan válida como el Kindle.

Sin duda es una de las mejores compras que he hecho, además no echo en falta el formato físico del libro. No daña la vista y es muy ligero, por lo que puedes llevártelo donde quieras.

Lo último de lo que quería hablarte son las páginas de descargas ilegales. No las recomiendo en absoluto a menos que realmente no puedas permitirte la compra de un libro, aunque como siempre las bibliotecas aún existen, así como las obras gratuitas que menciono más arriba.


Así es como he ido incrementado mi lectura a lo largo de estos dos últimos años. Espero que realmente te haya sido de utilidad. ¡Si tienes alguna duda háblame por instagram (@nacho.cee) o déjame un comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .